lunes, 9 de febrero de 2015

Vivir en Europa



En el medio de mi carrera, se me ocurrió que quería hacer un intercambio e irme a vivir afuera. La Universidad donde estudiaba me lo permitía así que después de medio año de trámites, juntar plata y con gran ayuda de mis papás,  lo hice. 

Yo quería Barcelona pero no había más vacantes, y como quería un lugar con playa, Madrid no me cerraba. Por el idioma tenía que ser España, así que me sugirieron Valencia y después de ver fotos no lo dudé.

Me anoté en tres materias en la Universidad de Valencia. Un cuatrimestre. 


Todo este trámite me llevó como 6 meses, sacar la ciudadanía y convinar todo con ambas universidades. 

El 7 de Septiembre del 2010 me fui. Nunca había ido a Europa. Estaba muy muy ansiosa. Después de tanto esperar, madrugué (sin haber dormido) para llegar 2 hs antes al aeropuerto.

Check in rapidísimo y a las 7am entre lágrimas embarqué. La parte de la despedida: espantosa. Creo que todos tenían la idea de que me iba a quedar allá, para siempre.

Me subí al primer avión rumbo a Chile (primera escala), última y por la puerta equivocada. Me quede sin lugar para meter la valija y me senté al lado de un señor que no paro de leer La Nación en todo el vuelo (cómodo por cierto).
Aterricé en horario. Aeropuerto vacio y en refacción. Empecé a sentir fuerte el jet lag (tan rápido?). No sabía si desayunar o almorzar, lo único que sabía es que tenía mucha hambre (nervios?).
Tenía que hacer tiempo así que me senté a comer en un lugar que se llama “Fritz Hause”. Me pedí una hamburguesa completísima y una cerveza. A la hora de pagar el mozo viene y me dice que si le hago un favor, todo me iba a salir la mitad. Miedo. ¿Qué quería? Que le compre habanos en el freeshop. Siendo empleados ellos no pueden comprar ahí. Se los compré y me salió la mitad.


12.15 hora de subir al segundo avión, esta vez mucho más grande y cómodo. Un par de horitas, TRECE, me esperaban hasta Barajas, Madrid. Volví a almorzar lo que me dieron, miré una peli y dormí, me desperté para cenar y me volví a dormir. Pasó bastante rápido.
A las 5 am me despertaron por el desayuno y a las 6 aterricé.

No conocía Barajas y cuando bajé no podía creer lo que era. Extremadamente grande, una ciudad. Tenía 7 horas para recorrerlo y eso hice. Necesitaba caminar después de tantas horas quieta!
 
Cuando llegó la hora de embarcar (último avión) todo se empezó a atrasar. El avión se había roto. Más horas de espera. Estaba tan emocionada que no podía ponerme de mal humor, no me importó. El problemita lo solucionaron bastante rápido y nos subieron a otro.
Destino: Valencia. 



Apenas llegué Bruna y Luis me estaban esperando en el aeropuerto.
Ellos son una pareja de brasileros. Los veía por primera vez en mi vida e iba a vivir con ellos seis meses. Son un capítulo aparte.

 Bruna y Luis



En el camino al piso que habíamos alquilado (todo por Internet) me empezaron a contar todo. Ellos habían llegado una semana antes. Nos tomamos el primer metro (ya empecé a hablar como española), me mostraron el barrio donde íbamos a vivir, el súper Mercadona más cercano y subimos al dto. Esa era mi nueva casa.


Los primeros días donde todo  era todo nuevo y lindo no fueron fáciles. A pesar de que no estaba sola, nunca había vivido sola.
Teníamos que conseguir Internet, un celular con línea que nos funcione, anotarnos en la Universidad, abrir una cuenta en el banco(Bancaja), trámites básicos.


Vivir en Valencia fue una de las mejores cosas que me pasó en la vida. Pasaron 4 años y todavía tengo recuerdos muy vivos de todo. Es una experiencia que les recomiendo a todos.
No desde lo académico pero si desde muchos otros lados. Con 21 años conocí gente nueva, comidas, cultura, países, en definitiva, abrí la cabeza 100%.


La realidad es que la Universidad fue una excusa, cursaba dos horas por día, no todos, a veces a la mañana y otras a la tarde. Solo estudié para los finales y aprobé los tres.

Después me dedicaba a caminar y recorrer, conocer la ciudad, ir a la playa y descubrir que las mujeres hacen topples con mucha naturalidad, visitar amigos que me iba haciendo de todas las nacionalidades, comer en mc donalds por lo barato que era, recibir amigos que te vienen a visitar y hacer de guía turística, hacer botellones (previas) en los patios de la Universidad, todos lo estudiantes nos juntábamos ahí, alojar gente de Coutchsurfing,  ir a los parques que ya me conocía de memoria, museos una y otra vez que por ser estudiante a la mayoría entré gratis, no salir de casa en todo el día por el frío, aprender a cocinar comidas brasileras, encontrar muebles en la calle y llevármelos cual cartonera (nuevos!), comer paella valenciana y aprender a hacerla, irme de tapas, pasar Navidad en otro país, y año nuevo en otro, los días de mercado y ferias comprar las cosas ahí…fue lo más.

La ciudad me sorprendió para bien, llena de jóvenes estudiantes, limpia, con movimiento de noche y playa de día. Perfecta. 


A una semana de haber llegado, una pareja de mexicanos que conocí en la Universidad, hizo una fiesta en su dto para festejar el día de la “Independización de México”.  Invitaron a muucha gente. Nos recibieron con comida mexicana (fuego en la boca!!) y mucho tequila. Fue genial para romper el hielo y conocernos todos. Ese fue mi nuevo grupo de amigos por toda la estadía y a quienes conservo hasta hoy por Facebook, Skype y hasta visitas. 


Viviendo allá obviamente se me hacía muy fácil viajar para todos lados. Gracias a  Ryanair y a que todo esté tan cerca, conocí muchos lugares. Pienso hacer un post de cada uno de ellos!

Si alguien tiene pensado irse a Valencia, dejo una lista de cosas turísticas y no tan turísticas imperdibles: 


- Plaza de Toros
- Centro histórico

- Plaza de la Virgen
 
- Cien montaditos.  Los miércoles todos x 1 euro.

 -  Pan´s , lo tenía en frente de casa, iba mucho.
- Oktoberfest Valenciana (no es como la alemana, ni se parece, pero es muy divertida)
 - Lonja de mercaderes

- Catedral


- Corte Inglés!!!

- Valenbici (hay que registrarse y pagar por mes). A las bicis las respetan más que al peatón. Es genial.

 - Museo Nacional de Cerámica: Barroco.

- Museo de Artes Modernas.
- Jardines de Turia
- Jardines del Real

-   Domino`s
- Mercado Central

- Cash Converts. Sirve para comprar y vender cosas usadas.
- Museo de Artes y Cs. La típica foto de Valencia
  - Oceanografic
-Playa!



-Estación



 Obviamente a los seis meses volví. En ese momento no me hubiera quedado a vivir, extrañé bastante. Ahora muero por volver a irme y no volver!

Buen lunes!
Buena semana!
Besos!!

2 comentarios:

  1. Loli!!! Que lindo tu blog! Y me encantó este viaje virtual por España!
    Te sigo!!!
    Besos!!

    Maru

    ResponderEliminar